ESQUÍ NOCTURNO, UNA EXPERIENCIA DIFERENTE

Esquí nocturno, una experiencia diferente

 

Esquí nocturno, una experiencia diferente

 

¿Quién dijo que cuando cae el sol es el momento de quitarse las botas y de disfrutar del aprés-ski? Si eres de los que no se cansan nunca o te gusta ir a contracorriente, te encantará la propuesta de esquiar bajo la luz de la luna. La pionera fue Sierra Nevada, aunque la estación más famosa que abre sus puertas por la noche es Masella, especialmente en Pirineos. No obstante, hoy son muchas las que se han apuntado a ofrecer esta experiencia deportiva diferente.

 

Esquiar por la noche es una aventura que te sorprenderá la primera vez que lo practiques. El simple hecho de calzarse las botas de esquí sin luz solar y a las 7 de la tarde ya es algo que se sale de lo habitual. Además, es muy chocante pasear por las pistas sin el bullicio diurno. Lo notarás especialmente cuando te subas al telesilla, desde donde podrás apreciar la inmensidad de la montaña en silencio, que ayuda a acrecentar su majestuosidad. El descenso, con menos estímulos visuales, también es más intenso. Pruébalo.

 

Puede que os preguntéis si es necesario un equipaje especial para hacer esquí nocturno. Lógicamente nos tendremos que abrigar más y mejor que cuando lo hacemos durante el día, ya que las temperaturas son más bajas. Lo que sí deberás cambiarte son las gafas: si las de día están diseñadas para proteger de la alta insolación y para evitar el reflejo del sol en la nieve, el uso de unas gafas de noche sigue siendo altamente recomendable y tienen que ser máscaras transparentes.

 

Ahora veamos las estaciones que ofrecen las propuestas de esquí nocturno más interesantes.

 

Sierra Nevada: la pionera

 

Como decíamos, es la primera que se lanzó a iluminar pistas de esquí, así que en Granada algo saben de esquiar cuando cae el sol. Se abren, concretamente, dos pistas los jueves y sábados de 19h a 22h, siendo a las 21.30h la última subida del telecabina. El Río abarca 3,3 kilómetros de pistas esquiables con un desnivel de 600 metros donde han colocado 35 puntos de luz que ofrecen una buena visibilidad. Paralela a esta pista, también está iluminada la Maribel, con 2,5 kilómetros.

 

Masella (Pirineo catalán): la "capital" del esquí nocturno

 

Sus 13 pistas iluminadas por la noche la hacen la estación más popular. Entre ellas encontramos La Davallada (roja), Enamorats (azul), el tramo superior de La Plana (azul-verde), Muntanyes Russes (roja) y Esquirols (roja).

 

Quizás por todas ellas presuman, en su página web, de ser "la capital del esquí nocturno de los Pirineos". Para acceder a las pistas, Masella abre siete remontes que salvan los 420 metros de desnivel que ofrecen por la noche. La apertura se hace igualmente los jueves (de 18.15h a 20.15h) y sábados (de 18.30h a 21.30h), y alguna fecha especial, como ocurrió el 2 de enero.

 

Grandvalira (Andorra): la mejor para 'snowboarders'

 

Aquí hacemos un guiño a los amantes del snow, ya que la gran apuesta nocturna de la estación andorrana -quizás para diferenciarse de la oferta del resto- es el Sunset Park Henrik Harlaut. Se trata del único snowpark nocturno de los Pirineos y hace las delicias de los "freestylers". Ubicado en Grau Roig, abre de 15h a 21h los jueves y sábados. El parque tiene un área "street" con telesquí propio y se pueden hacer rondas de un minuto y medio.

 

Por supuesto, no se olvidan de los esquiadores. Grandvalira también ilumina el espacio La Solana/Tubs por la noche y abre un telesilla para hacer esquiable sus pistas los jueves y sábados de 17h a 20h.

 

Formigal-Panticosa (Pirineo aragonés): la única con trineos

 

Las noches en esta estación aragonesa son especiales porque es la única que ofrece descensos en trineo bajo un manto de estrellas. Es lo que conocen como "tobboganing" y cuenta con tres fases: a las 19h, un telesilla acerca a los usuarios a la zona de Cantal; ahí se ofrece una cena; y por último, y tras una breve sesión formativa, se desciende en trineo los 2,5 kilómetros de pista iluminada hasta llegar, de nuevo, a la zona de Sextas.


Publicación más antigua Publicación más reciente