10 BENEFICIOS DE PRACTICAR UN DEPORTE ACUÁTICO

 

Ya sea por compromisos sociales, vacaciones familiares o periodos de descanso; en verano, disminuimos el ejercicio físico que realizamos. No obstante, es la época del año idónea para aprovechar al máximo los beneficios de practicar un deporte acuático. ¿Sabes cuáles son?

 

 Todos sabemos que las vacaciones son para relajarse, pero también tienes la oportunidad perfecta para cuidarte y mantener en forma realizando un deporte acuático.

 

La piscina y la playa ofrecen un gran abanico de actividades que, aunque pueden parecer agotadoras, aportan beneficios como relajación muscular y mejor estado de ánimo.

 

¡Te contamos todos!

 

Por qué practicar un deporte acuático

 

  • 1. El ejercicio acuático potencia toda la musculatura del organismo.
  • 2. Se usan más los pulmones, por lo que incrementa la capacidad cardiorrespiratoria.
  • 3. En el agua se pueden combinar ejercicios aeróbicos, de resistencia, y anaeróbicos, de fuerza.
  • 4. Se queman más calorías que en otros deportes debido a la resistencia del agua.
  • 5. Contribuye a tener un vientre más plano.
  • 6. Muchos ejercicios acuáticos permiten reposicionar la columna y conseguir una posición más erguida.
  • 7. Aumenta la resistencia física y estiliza la figura de forma más rápida.
  • 8. Gracias al frescor del agua, y la posibilidad de flotar, la sensación de esfuerzo es más grata.
  • 9. Favorece los procesos de recuperación de algunas dolencias, ya que el agua es un buen elemento para rehabilitación.
  • 10. A diferencia de otros deportes, en el agua las articulaciones no reciben tanta presión y por tanto se desgastan menos.

 

¿No sabes qué deporte practicar?

 

Existen muchos tipos de deportes que se pueden practicar en el agua. Lo mejor es que hay deportes acuáticos para todos los gustos: vayas solo, en grupo, con tu pareja o con tu familia.  ¿Cuál es el idóneo para ti?  Te damos algunas ideas:

 

  • Kayak o piragüa: Si quieres probar algo más aventurero, y te gusta la idea de remar para potenciar brazos.
  • Surf: Una actividad más complicada que requiere conocimientos previos o apuntarse algún curso esporádico para innovar en tus vacaciones.
  • Natación: El clásico del verano. Solo necesitas una piscina y elegir qué estilo te gusta más: braza, espalda o crol. ¿Quieres música? Siempre puedes intentarlo con la natación sincronizada.
  • Aguagym: La gimnasia en el agua está ganando adeptos por lo agradable que resulta.
  • Yoga acuático: La versión veraniega del deporte predilecto para mejorar la elasticidad y relajar los músculos.
  • Aquazumba: La mezcla del aquagym y la natación sincronizada, saca provecho de los ritmos sonoros para ponerte en forma.
  • Waterpolo: reúne a tus amigos, una pelota y haced equipos. Ya tenéis lo necesario para un partido de waterpolo.
  • Buceo: Una forma de poner a prueba tu resistencia y capacidad respiratoria. ¡Es una excelente excusa para sacar las mejores fotografías del verano!

 

Cuando llegue el verano aprovéchalo para ponerte en forma sin darte cuenta. El deporte en el agua es divertido, y, no necesitas imponerte un horario estricto para sacarle partido.

 

¿Qué deporte acuático quieres practicar tú? ¡Cuéntanos!


Publicación más antigua Publicación más reciente